¿Cómo conseguir el máximo de sabor y aroma en tus cogollos de marihuana?

¿Cómo conseguir el máximo de sabor y aroma en tus cogollos de marihuana?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El sabor y el perfume del cannabis son dos de los rasgos más apreciados por los usuarios. Implementar ciertas técnicas de cultivo puede favorecer que tu cosecha aumente sus propiedades organolépticas, en este artículo te explicamos cómo hacerlo. 

¿Por qué la marihuana tiene ese sabor y aroma?

Los responsables de hacer que el cannabis tenga ese aroma y sabor que vuelve locos a usuarios de todo el mundo son los terpenos. Estas moléculas aromáticas se forman en la resina de las flores (junto con otros compuestos como los cannabinoides), y son los encargados de perfilar y definir las propiedades aromáticas de cada variedad. 

Estos compuestos son altamente volátiles, por ello, en muchas ocasiones se pierden por malas prácticas de cultivo.

¿Cómo potenciar la cantidad de terpenos de tu cosecha?

Unos cogollos con un sabor y olor pobres no tienen porqué tener un bajo contenido en cannabinoides, puede darse el caso de que el cannabis sea potente en cuanto a efecto pero poco aromático. Sin embargo, el placer de degustar los complejos perfiles de terpenos es uno de los “must” para la mayoría de cultivadores, por eso, a continuación te damos todas las claves para que esto no suceda. 

  • Elige bien la variedad que vas a cultivar: no todas las cepas producen la misma cantidad de terpenos, aún en las mismas condiciones de cultivo, algunas genéticas generarán cogollos más aromáticos que otras. Investiga bien qué tipo de variedades son famosas por la intensidad de su olor antes de elegir tus semillas, hoy en día dispones de multitud de información que los bancos de semillas y distribuidores oficiales proveen. 
  • Evita puntos calientes y temperaturas excesivas: los terpenos se volatilizan fácilmente cuando están sometidos al calor, por eso, si cultivas en interior es importante que mantengas la distancia adecuada entre la lámpara y los cogollos de tus plantas (que dependerá del sistema de iluminación que utilices, LED, HPS, etc), así como la temperatura del espacio. 
  • Utiliza fertilizantes de origen orgánico: los abonos minerales, también llamados comúnmente “químicos”,  pueden modificar el sabor de tus cosechas. Cuando se usan este tipo de productos, especialmente si no se hace un buen lavado de raíces al final del ciclo, el cannabis puede tener un sabor de baja calidad; incluso algunos describen la experiencia como que al consumirlo este “pica o rasca en la garganta”. Por ello, es recomendable utilizar fertilizantes biológicos que respetan y no interfieren en el sabor original de las variedades de cannabis. Además, los fertilizantes orgánicos, en especial los de calidad superior como los que se fabrican con algas, potencian la salud general de las plantas y eso se traduce en una mayor producción de terpenos, con lo que el aroma y el sabor de la cosecha será mayor. 
  • Aplica un buen lavado de raíces: siempre es recomendable hacer un lavado de raíces hacia el final del cultivo para limpiar las posibles sales y residuos que han podido quedar acumulados en el sustrato y, de este modo, conseguir un sabor y un aroma más limpios. 
  • Realiza un secado y curado correctos: muchos cultivadores menosprecian el valor de este proceso final, mantener unos parámetros de temperatura y humedad correctos a la hora de secar y curar tus flores de marihuana te ayudará a preservar los niveles de terpenos. 

Ahora que ya conoces estas claves para potenciar el aroma y sabor de tus cosechas seguro que te será mucho más fácil obtener sabrosas flores de cannabis, tan solo poniendo en práctica estas sencillas prácticas, elevarás la calidad del producto final de manera significativa.

Deja una respuesta